No tiene arrugas a pesar de ser de cuarenta y cinco años y sólo usa dos ingredientes para verse tan bella.

El envejecimiento es uno de los temas más hablados por las mujeres en general y es que esta etapa de nuestras vidas nos trae una serie de cambios que para muchas mujeres pueden ser una total pesadilla y preferirían evitarlos.

Entre todos estos cambios están no solo los internos sino también los cambios de apariencia, los externos que son los que más se notan y pues algunos de ellos son las arrugas y las manchas en la piel que hacen que nuestro rostro se vea mal.

Lograr con algunos remedios caseros maravillosos que puedes realizar con pocos ingredientes que posiblemente los tengas en casa, así como los que te daremos hoy.

Piel hermosa sin arrugas y sin gastar mucho.
Una solución efectiva y económica para tus arrugas es posible y pues hoy te lo demostramos pues hemos seleccionado unas recetas caseras que se realiza con solo algunos ingredientes y estos no son para nada costosos a comparación de las cremas.

Si ya tu estas cansada de probar de todo y las arrugas nada que ver, siguen ahí y ni se desvanecen ni nada y las manchas se ven terribles en tu piel, pues es momento que pruebes estas recetas que cambiarán tu vida y tu apariencia.

La primera receta se prepara con los siguientes ingredientes:

2 zanahorias
Jugo de limón
Yogurt natural

Preparación y aplicación

Lava y pela las zanahorias y luego licúalas con el jugo de limón y un poco de yogurt natural hasta formar una pasta suave. Luego aplica esta pasta en la cara y deja actuar por 30 minutos y enjuaga con agua fría. Realízala en la noche

Esta otra receta se prepara con estos otros ingredientes.

½ pepino
Pulpa de 2 tallos de sábila o
Aceite de oliva o yogurt natural

Preparación y uso

Licúa el pepino con la sábila hasta formar una pasta y agrega el yogurt o el aceite de oliva para darle más consistencia. Procede a aplicar en la cara con ayuda de una bolita de algodón o un pincel y deja actuar por toda la noche. Realiza este tratamiento al menos 3 veces a la semana.

La última receta se prepara con:

¼ taza de almendras
½ taza de semillas de girasol
½ taza de harina de avena
4 gotas de aceite de rosa mosqueta o de oliva
Crema de leche
Preparación y uso

Pela las almendras y las semillas de girasol y procésalas en la licuadora hasta hacerlas polvo y ahí agregarás la harina de avena y el aceite de oliva o de rosa mosqueta. Mezcla un poco más y agrega las cucharadas de crema de leche hasta que se forme una pasta espesa y cremosa. Almacena en el refrigerador.

Aplica esta crema todos los días en rostro y cuello y deja actuar por 30 minutos y enjuaga con agua fría.

Compartir