Tres secretos de la aspirina para embellecer la piel de tu rostro

2. Mascarilla de aspirina con limón: La mascarilla de aspirina con limón es útil para aquellas personas que quieren combatir el acné, las manchas y las cicatrices. Es importante aclarar que su uso debe ser solo nocturno, ya que si se expone al sol podría originar manchas e irritaciones.

Para hacer esta mascarilla necesitas 3 aspirinas y 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml). Remoja las aspirinas en el jugo de limón y tritúralas hasta obtener una pasta espesa. Una vez que tengas la mezcla, aplícala sobre el rostro bien limpio y déjalo actuar durante 10 minutos.

3.- Mascarilla de aspirina, yogur y miel: Este tratamiento facial aporta los beneficios de un peeling, reduciendo las antiestéticas cicatrices, las manchas y los granos causados por el acné. La combinación de aspirina, yogur y miel crea un producto hidratante y reparador para atenuar los signos de la edad y mejorar el tono del rostro.

Sólo necesitas 5 aspirinas, ½ cucharada de miel pura de abeja (15 g), 1 cucharada de yogur natural (15 g). Tritura las aspirinas hasta obtener un polvo y combínalo con la miel pura de abeja y el yogur natural.

Para aplicarla, sumerge un paño en agua caliente y colócalo sobre tu rostro limpio para abrir los poros, con el fin de lograr que la mascarilla penetre bien. Seca bien y extiende una capa fina de la mezcla, dejándola actuar de 20 a 30 minutos. Finalmente, retira la mezcla con agua templada y, para finalizar, aplícate un poco de crema hidratante.

Compartir